Es mejor evitar el microondas, ya que es difícil determinar la temperatura obtenida: el exterior del biberón puede estar caliente mientras que la leche puede estar hirviendo. Si calentó el biberón en el microondas y la boca de su bebé está quemada, contacte con el departamento de emergencias pediátricas en el 144. Mientras esperas que lleguen, puedes enfriar el área quemada echando agua a temperatura ambiente (15 a 20 grados). Evite los cubitos de hielo y otras sustancias como la crema, la mantequilla, los antisépticos y los medicamentos.